Biodanza: danzando la vida como camino hacia la salud

DANZA. MÚSICA Y GRUPO
Danza, música y grupo, son los instrumentos de trabajo del sistema biodanza en su propuesta de danzar la vida como camino hacia la salud.

La danza forma parte de la historia de la humanidad. Desde las sociedades primitivas hasta la actualidad, la danza refleja la forma de ver y de relacionarse con el mundo de cada pueblo.

La música existe desde que existen los hombres, y nos continúa acompañando. La voz y los sonidos elementales de percusión de las tribus antiguas han desembocado en composiciones elaboradas conocidas por todos gracias a los medios de difusión.

 Y, por último, el grupo, que supone la tendencia humana de agrupación y vinculación.

EXPRESARSE LÍBREMENTE
Entorno a estos 3 elementos y en cada sesión, hacemos propuestas de movimiento con distintas músicas, para que cada persona exprese libremente sus potenciales en un entorno protegido.

Apostamos por rescatar la posibilidad de expresarnos tal y como somos para estar bien con nosotros mismos y con nuestro entorno. Proponemos una vinculación desde el afecto restableciendo la conexión con las funciones originales de la vida, con la certeza de que  todo ello, nos llevará a conseguir que la salud, el bienestar y la armonía se instalen en nuestras vidas.

ENCUENTRO HUMANO
Biodanza nos invita a salir de la mecanicidad impuesta por el estilo de vida actual y a entrar en una plenitud existencial donde el encuentro humano es el factor primordial para la revelación de nuestra identidad.

Es un proceso de desarrollo y como tal, requiere de una práctica continuada. La frecuencia de trabajo es semanal, aunque también se realizan trabajos temáticos puntuales que pueden ser de un día o de un fin de semana.

El sistema fue creado por Rolando Toro psicólogo y antropólogo chileno en los años 50. En la actualidad el movimiento biodanza se extiende por todo el mundo y en  España se puede  practicar  en muchas de las grandes ciudades donde existen también escuelas de formación de facilitadores.

La buena noticia es que para practicar biodanza no hay límite de edad y no hace falta saber bailar, ya que quien camina es capaz de danzar!

Para más información: http://www.biodanza.org/

Mª Rosa Janoher y Lola Hernando, facilitadoras de Biodanza en Barcelona
oceanoquedanza@oceanoquedanza.com
www.oceanoquedanza.com

Share

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario