¿Te quiere? Tápate los oídos… y mira

Tápate los oídos y miraLos que habéis hecho algún trabajo conmigo sabéis que hay una frase que es bastante habitual escuchar en mi… “¡Tápate los oídos y mira!” No escuches y… ¿qué ves?

No me canso de decir ésto, porque creo que es una herramienta que nos puede ayudar muchísimo a entrar en razón cuando nos dejamos engañar en numerosas ocasiones. Por supuesto estoy hablando de las relaciones humanas, ya sean relaciones de pareja, de trabajo o de amistad.

En las relaciones de pareja es donde se ve más claramente.

PALABRAS Y ACTOS
Las personas tenemos dos maneras de comunicarnos: con nuestras palabras y con nuestros actos.

A menudo escucho lo siguiente en la consulta:

Me hace sentir tan mal…no me trata con respeto, a menudo antepone a cualquiera antes que a mi que soy su pareja, me exige que tengo que cambiar, que no le gusta como soy, se comporta de una manera que me hace sentir muy mal…

– ¿Y por qué sigues con él/ella?

Porque después…a veces me dice que me quiere y que no le deje porque no puede vivir sin mi.

Éste es un ejemplo muy habitual, que refleja exactamente lo que estoy explicando.

PORQUE DICE QUE ME QUIERE
Como me dice que me quiere y que no puede vivir sin mi, voy a aguantar sus malos tratos, su falta de respeto, que intente cambiarme y que me haga sentir mal por ser como soy, que alimente más y más mi inseguridad…hasta el punto en que no me sienta capaz de irme”. Y todo, ¿por qué? Porque dice que me quiere… interesante… ¿no?

Eso es lo que dice esa persona, pero… y sus actos, ¿qué es lo que nos están diciendo?

Si tu pareja te dice que te ama tantísimo y luego va y se acuesta con la vecina, ¿te va a dar igual lo que haga porque te había dicho eso antes?

SÍ PERO NO
También hay muchas parejas (en varios de vuestros comentarios lo habéis reflejado), en las que uno le dice al otro cuanto le quiere y le necesita y luego, al poco tiempo, le dice que no está seguro/a de lo que siente. Y decide acabar la relación. Y al poco tiempo, de nuevo, vuelve con las mismas frases de amor… y al poco tiempo vuelve a tener dudas….¿Qué es lo que nos dice ésto? Para mi hay una frase que debería estar dentro de todas las personas:

Si no está seguro/a de si te quiere, es que no te quiere
Esa discordancia entre las palabras y los hechos genera muchísima ansiedad a las personas. Mucha inseguridad y malestar interior. Empezamos a sentirnos mal, a llorar, a estar deprimidos sin saber por qué… Una vez más debemos esforzarnos en tomar conciencia, ya que es la única manera de darnos cuenta de qué es lo que está pasando en realidad.

LOS ACTOS POR ENCIMA DE LAS PALABRAS
Y cuando no coincide lo que nuestra pareja dice, con aquello que hace os puedo asegurar una cosa: los actos nunca mienten.

Con las palabras podemos crear las frases más dulces del mundo, pero como dijo alguien alguna vez, las palabras se las lleva el viento. Y en cambio aquello que hacemos, queda hecho y ya nadie lo podrá cambiar.

La manera de actuar de las personas, nos va a dar siempre la información más fiable de qué es lo que sienten de verdad…más allá de todo lo que puedan decir.

Sílvia Congost Provensal
Psicóloga – Terapeuta – Coach Personal
Especialista en autoestima y relaciones
www.silviacongost.com

Foto: geloo

Share

5 Respuestas para “¿Te quiere? Tápate los oídos… y mira”

  1. que increible lo que escribiste, es lo que he vivido muchas veces y con verguienza reconozco que es por carencias afectivas y por no estar solas,
    aquellas perosnas hacen mal y lo peor es qeu estando conscientes de ello yo he seguido para no estar sola.
    hoy que soy adulta tomo conciencia que mas que amor fue fgalta de amor
    por lo que hoy estoy recien aprendiendo a vivir sola con mucha dificultad y buscando un motivo a la vida en mi no en un tercero.

  2. Hola, me quedé sorprendido con el artículo que acabo de leer. Increible, que razón llevas. Os seguiré! ^^

  3. Tengo una relación hace 13 años,no vivimos juntos, yo tengo dos hijos que ahora tiene 22 y 19 años, al comienzo a el le gusto mi idea de ser una familia pero por cosas de la vida no pudimos tener una vida juntos, mis hijos lo querían como al papá que nunca vieron por que el papá se fue y nunca más volvió,pero los chicos conforme crecían, se alejaban de él,reclamaba que no lo buscaban, yo le decía que el era el adulto y que debía ser el el que se los ganara, los años han pasado,y muchas cosas también, ahora me dice que no le gusta como he criado a mis hijos y que no le gusta como manejo mi vida, no quiere vivir en mi casa, pues dice que no tendría autoridad ni la siente suya, y realmente estoy evaluando terminar con esta relación que no es una relación, estaré en lo correcto???

  4. ola
    si hay algo que he hecho ultimamente es leer sobre materias que nunca lei sobre autoayuda, ademas voy a terapia, el problema es mio, como de muchas mas cuando esperamos que nos amen, pidiendo a otros lo que nosotros mismos ignoramos como hacer, respetandonos nosotros mismos, maltratandoanos con palabralos, buscandonos defectos y criticando de la misma manera a los que queremos, queriendo cambiarlos,sino hacemos eso, es dificil que otro lo hago
    de tu sitiuacion, tu sabes la respuesta, imaginate en 10 años mas, transarias a tus hijos???
    empecemos a respetarnos, a darnos el lugar que por ser persona nos corresponde

    es facil decirtlo, pero con 47 años estoy aprendiendo a hacer eso, me trato con cariño y ahora soy capaz de no defenderme de las agresiones y de poner limites poruqe siemore estuve recogiendo migaja que finalmente era nada
    muchas veces tuve sexo solo por un abrazo, una caricia, una sonrisa, creia que lo pasaba bien y el vacio que venia despues de un tpo era peor que antes
    hoy los pasteles se acercan y se van solos, antes se quedaban y yo los recibia, no eran malos pero estaban tan perdidos como yo

Trackbacks/Pingbacks

  1. Dependencia emocional: ¿debo o quiero dejarlo? | Me Siento - 20. abr, 2013

    […] Pero la realidad es que sí, sí que hay más, muchísimo más. Incluso en los casos más extremos en los que hemos estado tiempo sufriendo maltrato psicológico (cuando nos faltan al respeto, cuando se ríen de nosotros, cuando nos humillan, nos engañan…), o cuando vemos que el otro, simplemente no nos quiere. Y digo “vemos” porque esto lo sabremos al observar como se comporta con nosotros, a pesar de que aquello que nos diga sea todo lo contrario. Ya sabéis que en caso que la información visual y auditiva no concuerde, la que vale es la visual siempre -recuerda el post sobre éste tema-. […]

Dejar un Comentario