Sodalita

Esta hermosa piedra azul se ha confundido muchas veces con la azurita o el lapislázuli. Su nombre deriva de un término griego que significa “piedra de sodio”. El sulfato de cobre junto con la base de silícica es el responsable de su color azul y las betas blancas son debidas a los hidróxidos de sodio y potasio.

El principal yacimiento de sodalita se encuentra en Canadá y también es el país donde se la descubrió. Por eso uno de los nombres por la que también es conocida es “piedra azul canadiense”.

Entre las propiedades de la sodalita, sobresalen el que proporciona fuerza de voluntad, tranquilidad emocional, así como aclara las ideas en situaciones donde nos sentimos desorientados.

Se dice que las betas blancas de la sodalita que rompen su lindo color azul simbolizan la luz necesaria para aclarar esos pensamientos desordenados.

Es muy adecuada en momentos de irritabilidad, ayuda a mejorar el sentimiento de culpa. Cuando nos sentimos desgraciados y en desequilibrio, nos ayuda a superar esos  estados de ánimo, eliminando los miedos y potenciando la seguridad en uno mismo.

Pertenece al chakra de la garganta, pero también podemos meditar con ella colocándola en el tercer ojo, donde potenciará el nivel de conciencia e intuición, calmará nuestro ánimo liberando estados de desequilibrio, aportando serenidad y diluyendo las inseguridades.

Se encuentra fácilmente en las tiendas de minerales. Y, como siempre, podéis limpiarla con agua y sal y cargarla en una drusa o a la luz de la luna llena.

M.Dolors Abril
Terapeuta de cristales – maestra de reiki japonés y tibetano – terapeuta de reiki

Foto: Ra’ike. Bajo licencia Creative Commons

Share

3 Respuestas para “Sodalita”

  1. mira estas cosa las estoy sintiendo yo todo
    por ke yo soy espiritual
    y ademas esta es la ke me llevaria a cantar por ke dico lo mismo gracias

  2. hola muy interesante tu artículo, pero corrígelo, son VETAS, no betas

Dejar un Comentario