¿Puedo aplicarme yo mismo la terapia floral?

¿PUEDO APLICARME YO MISMO LA TERAPIA FLORAL?

Es posible que te plantees si puedes usar las flores de Bach por iniciativa propia y sin prescripción de un profesional. La respuesta es que sí, puedes, siempre que conozcas los distintos niveles de aplicación.

 NIVEL 1: ENTORNO FAMILIAR
“¡Mamá, mira que me he hecho!”, dice tu hijo/a mientras te enseña la sangre que sale del dedo de su mano derecha. Lo más probable es que cojas el frasco de walnut (nuez), excelente para frenar hemorragias (sean por un corte, un golpe en la nariz, etc.) y le apliquemos una gotas sobre su dedito.

Más tarde eres tú quien, casi sin darse cuenta haciendo la cena, nota una pequeña pero dolorosa quemadura en la mano. Corriendo irás a por el rescue remedy (remedio de rescate) y en un par de minutos ni te acordarás de haberte quemado.

Si conocemos las propiedades de las distintas esencias florales podremos crear nuestro propio botiquín para así poder usarlo en cuanto lo necesitemos.

NIVEL 2: AUTOTERAPIA
“Buf… No puedo seguir así, hace días que no descanso bien y me siento agotado”. Es probable que ante esta situación decidamos recurrir a olive (oliva) para que nos eche una mano, pues es la flor que gestiona la falta de energía.

“No sé porqué, pero últimamente me siento triste”. Seguro que tomando mustard (mostaza) vuelvo a llenarme de alegría.

 Ante alteraciones de la conducta como agotamiento, tristeza, celos, agresividad, etc. también podemos recurrir, por nuestro propio pie, a tomar las esencias concretas que se dedican a gestionar el problema que padecemos.

Probablemente trataremos el síntoma. Sin embargo, estaremos obviando todas las emociones y pensamientos que nos han llevado a encontrarnos en esa situación. Los patrones personales que nos dirigen a la agresividad, tristeza, miedos, celos…no son tarea fácil de descubrir por uno mismo y si no los tratamos volverán a dirigirnos al estado de desequilibrio que sentíamos anteriormente.

NIVEL  3: PROFESIONAL Y CRECIMIENTO PERSONAL
Aquí ya hablamos de tratamientos a medio y largo plazo, donde el terapeuta elige las esencias a conciencia para cada persona individual, según su tipo de personalidad, sus patrones de conducta, sus preocupaciones, las emociones negativas que le invaden, etc. Son remedios hechos a medida o personales.

El objetivo es conseguir el equilibrio físico, emocional, mental y espiritual de la persona que demanda la ayuda.

En resumen, podemos usar las esencias de flores de Bach como autoterapia en situaciones concretas como forma de alivio aunque para tratar los problemas a fondo debemos recurrir aun profesional que nos ofrecerá un tratamiento personalizado.

Anna Valls
Psicóloga col.17195
Terapeuta floral del Dr. Bach
www.annavalls.es
valls.anna@copc.cat

Share

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario