Potencia tus defensas en otoño

OTOÑO, ÉPOCA DE ENFERMEDADES
La temporada de otoño suele llegar con fuertes variaciones de temperatura y vientos, lo que conlleva que se esparza el polen de las plantas. En algunas zonas, los vientos también arrastran altas cantidades de polvo y eso hace que el otoño sea una temporada durante la cual aparezcan enfermedades.

Principalmente, hay un aumento repentino de las enfermedades respiratorias como la gripe, resfriados, neumonias etc. Además, todavía es temporada de lluvias y esto genera focos de infección de enfermedades gastrointestinales. También podemos incluir infecciones en la piel, irritaciones oculares, entre otras, afecciones contra las que la prevención es la mejor arma.

Afinar la alimentación y cuidar las emociones puede resultar mucho más eficaz y también gratificante. Una dieta rica en vitaminas y minerales, depurar el organismo periódicamente y saber combinar actividad y descanso son claves para vivir mejor.

REMEDIOS NATURALES
Algunas plantas medicinales y suplementos son buenos aliados para mantener la salud en invierno. Puede ser útil tomarlos tanto para prevenir las infecciones como para favorecer la recuperación en los momentos críticos. Para reforzar las defensas en otoño no basta con un remedio aislado. Aquí tenéis una muestra de productos naturales i sus indicaciones:

Jalea real: Es ideal en caso de defensas bajas ya que contiene complejos enzimáticos que las refuerzan. Es preferible adquirirla fresca. Se toma una cantidad pequeña, que se mantiene bajo la lengua un minuto para absorber los principios activos.

Equinácea: En extracto, a razón de 25 gotas en la comida y 25 en la cena, diluidas en un poco de agua previene resfriados, bronquitis y afecciones de garganta.

Tomillo: Este inmunoestimulante de primer orden. Actúa como antiespasmódico sobre los bronquios. También como protector ante las bacterias, expectorante y antitusígeno. Se puede tomar en sopa o tisana (10-30 gr. por litro de agua), tres veces al día.

Zinc:
Con 15 mg. al día se pueden tratar posibles deficiencias del sistema inmunitario ya que estimula la producción de glóbulos blancos. Una dosis de 50 mg. cuando acabamos de coger una gripe puede ayudar a frenarla. Mejor tomarlo con las comidas.

Ginkgo: Mejora la circulación sanguínea, tanto en el sistema nervioso central como a nivel periférico. Se toma en infusión, una cucharada sopera por taza, 2-3 tazas al día, o bien en pastillas (120 mg. diarios).

Romero: Es una planta circulatoria y en invierno ayuda a prevenir el enfriamiento de las extremidades (pies y manos). Constituye un potente desinfectante intestinal e impide la proliferación de colibacilos nocivos. Es, además, una planta calorífica y estimula el metabolismo. Se toma una tisana de romero antes de acostarse, a la que se puede añadir 30 gotas de tintura de pasiflora para favorecer el sueño.

Saúco: Inhibe las infecciones víricas. En caso de resfriado, se toma el jarabe concentrado, una cucharada sopera cada 6-8 horas.

Eucalipto: Para las afecciones del aparato respiratorio. Por sus propiedades antisépticas en las vías respiratorias, es además antitusígeno e inhibe la irritación bronquial en las bronquitis, tanto agudas como crónicas.

Uña de gato: Desarrolla una importante acción inmunoestimulante e antiinflamatoria.

La fitoterapia y otras substancias naturales pueden constituir una gran ayuda para esta adaptación  al otoño y  como prevención o tratamiento contra las posibles infecciones. Así pues, siguiendo estos consejos podemos fortalecer nuestro  sistema inmunitario, que tiene la función de salvaguardar la integridad del cuerpo y defenderlo de los ataques externos, además de promover la eliminación de células muertas. Cuidando nuestro sistema inmunitario, favorecemos los mecanismos de defensa, haciéndolos  más eficaces.

Como siempre, debemos acompañar esta prevención de una vida activa: hacer deporte, salir a caminar en buena compañía, realizar una dieta equilibrada, etc. Si, además, seguimos los consejos de una persona profesional (naturópata) que nos guíe en las mejores prácticas que podemos desarrollar, seguro que conseguiremos disfrutar de más salud este próximo otoño.

Nuria Arrufat Gallardo
Dietista, fitoterapeuta, quiromasajista, esteticista natural y terapeuta floral de Bach
dieteticadecaldes@gmail.com

Foto: © Photol.com

Share

2 Respuestas para “Potencia tus defensas en otoño”

  1. Si es preventivo ¿por cuanto tiempo se debe tomar? y si ya tenemos los síntomas también ¿por cuanto tiempo?

    • Hola Nerii!
      Cuando empiezan los primeros fríos de la temporada, se pueden juntar con una bajada de defensas a nuestro organismo,por problemas físicos o emocionales ,tendríamos que reforzar a la alimentación con plantas medicinales y suplementos, con una dosis por la mañana seria muy aconsejable.
      Cuando estamos en fase aguda se aumentaría la dosis de tres a cuatro veces al dia.

Dejar un Comentario