Piedra de sol

piedra_de_sol

Esta preciosa piedra anaranjada con destellos multicolores y dorados, está asociada directamente con el Sol y, a su vez, con la Luna. No olvidemos que el precioso satélite terrestre debe su hermosa luz al reflejo del astro rey.

Es de la familia de los feldespatos y puede tener pequeñas inclusiones de goethita o hematites, que le otorgan reflejos dorados.

Su color normalmente es anaranjado pero también puede encontrarse con colores rojizos o marrones.

Se dice que el Papa Clemente VII poseía una piedra de sol con una mancha dorada que se movía al mismo tiempo que el Sol desde el amanecer hasta el anochecer.

Es una gema bastante desconocida y difícil de conseguir.

Se la considera protectora y aporta a quien la lleva energía física, sobretodo en momentos de cansancio excesivo o en estados enfermizos.

Esta preciosa gema te puede ayudar cuando hayas perdido las ilusiones y las esperanzas, te nutrirá de energía, aportando luz, permitiendo volver a reencontrar tu camino con fuerzas renovadas.

Al igual que el Sol, es dador de vida, la gema otorga una energía similar.

Usada en terapias, nos ayuda a regular el sistema nervioso, armoniza todos los órganos, mejora los dolores de garganta crónicos y alivia las úlceras de estómago.

Si meditamos con ella bajo los rayos del Sol en el exterior, nos ayudará a regenerar y limpiar los chakras,  aportando al organismo energía solar que nos renovará.

Si queremos aumentar la energía sexual, meditaremos con la gema sobre el chakra raíz.

Si conseguimos varias gemas, unas seis o siete, podemos energetizarnos colocándolas alrededor del cuerpo tendido en el suelo o cama, nos aportará mejoría en problemas de huesos, reuma y dolores en general.

La piedra de Sol se extrae principalmente en la India y la China desde donde se está exportando sin inclusiones doradas.

Podemos limpiar la piedra de Sol con agua corriente tibia, o inmersas en agua con salvia para posteriormente cargarlas al Sol.

M.Dolors Abril
Terapeuta de cristales – maestra de reiki japonés y tibetano – terapeuta de reiki

Foto: Ra’ike. Bajo licencia Creative Commons

Share

Un Comentario para “Piedra de sol”

  1. graciaaas! me regalaron una y no sabia que tenia ese nombre, cuanto amor . gracias, realmente para mi

Dejar un Comentario