Kinesiología: cómo mejorar la absorción del estrés en las articulaciones

tracciónEn este artículo describiremos una situación cotidiana en la que podemos mejorar nuestra calidad de vida a través de la kinesiología. Nos referimos a la absorción del estrés en las articulaciones. Normalmente no utilizamos la técnica de forma aislada sólo guiándonos por los síntomas. No lo recomendamos ya que las técnicas las utilizamos en el contexto de una sesión. Antes de utilizarlas debemos elaborar una buena historia clínica y ayudar al paciente a encontrar su verdadero objetivo, qué desea conseguir. Debemos realizar también una exploración previa de movilidad y dolor de la articulación afecta.

LAS ARTICULACIONES COMO ABSORBENTES DE CHOQUES, ESTRÉS Y BLOQUEOS EMOCIONALES
Las articulaciones, además de brindar movimiento al cuerpo, tienen un efecto de absorber la acción de los choques para evitar que el impacto o trauma afecte al resto del cuerpo. Cuando este mecanismo funciona, las articulaciones nos ayudan a adaptarnos a las fuerzas bruscas de la vida cotidiana. Pensemos en el caminar o saltar. Aunque este mecanismo está presente en todas las articulaciones móviles, es de suma importancia en el pie. El pie es una maravillosa maquinaria para absorber el efecto de los choques. Además en las articulaciones almacenamos mucho estrés y a menudo bloqueos emocionales.

Una persona hace muchas veces el mismo movimiento, o un atleta el mismo salto. ¿Por qué a veces se le bloquea la articulación? Quizás hay un acumulo de desequilibrios o factores de estrés que impiden que su articulación rinda como es habitual, que pueden ser estructurales. La estática y la gravedad tienen mucho que ver con este tema.

Además, el “estrés” en sí mismo disminuirá la capacidad de absorción de esas articulaciones. Muchas veces, los impactos que recibimos a todos los niveles en nuestra vida, son procesados físicamente en nuestras articulaciones y si no somos capaces de movernos de ahí, nos atascamos en la situación que nos angustia. Si estamos en el presente, apoyados con firmeza en estas articulaciones, resolvemos  las situaciones y miramos hacia delante. Si no el cuerpo lo guarda en su memoria, una y otra vez en las articulaciones posiblemente.

LA SESIÓN
Evidentemente, hay que descartar cualquier posible patología ya que, aunque estamos trabajando para la salud, estamos tratando aspectos como la pesadez u obstrucción y no casos de lesiones.

Sujeta la zona del cuerpo anterior a la articulación que quieres liberar y mientras pides a la persona que respire profundamente haces una ligera y mantenida tracción, como si te balancearas colgándote de la articulación, y sueltas suavemente. Repite varias veces la operación hasta que la persona sienta la articulación relajada, distendida. Haz esto mismo en todas las articulaciones que sea necesario y mientras lo haces pide a la persona que repase mentalmente los impactos que hay en su vida y que hace para manejarse en ellos, como es capaz de saltar y caminar en armonía con las situaciones.

La técnica es simple y muy efectiva al utilizarla cuando procede y si se respetan los pasos. El aspecto emocional es importante por que estamos hablando de memorias de estrés. Un método similar se utiliza para las articulaciones de los brazos, columna y ATM (articulación temporomandibular). Con este tipo de técnicas, energéticas miofasciales, combinadas con la respiración y la recuperación de la memoria de estrés se puede evitar realizar manipulaciones estructurales.

Después de hacer este ajuste, pide a la persona que camine y que piense en los asuntos que eran un impacto en su vida. La fuerza de la gravedad está haciendo que las articulaciones trabajen otra vez de una manera integrada, absorbiendo el peso y tensión correspondiente.

Francesca Simeón y Juan Carlos Monge
Vida kinesiología
Teléfono 935684024
vida@vidakine.com
www.vidakine.com

Foto: Vida kinesiología

Share

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario