En una relación nunca hay garantías

En una relación nunca hay garantíasLAS COSAS PUEDEN CAMBIAR
En una relación de pareja, aunque a veces por nuestra manera de funcionar no nos lo parezca, no hay garantías. Nunca podemos tener la total seguridad de que aquello va a funcionar siempre, de que nunca va a cambiar lo que sentimos, lo que tenemos o lo que estamos viviendo. Aunque ésta idea pueda parecer de antemano, evidente, muchas personas sufren por no haberla tenido en mente.

Tampoco se trata de que estemos viviendo el mejor momento de la relación y pensando en qué pasará si eso se acaba, claro que no, pero es algo que debemos asumir. Tenerlo en algún punto de nuestro interior. Puede que funcionemos y vayamos superando todos los huracanes que la vida nos depare, pero puede que no. Puede que se acabe el amor, que nuestros sentimientos por el otro cambien. Puede que llegue un punto en el que ya no veamos la vida de la misma manera. Puede que nuestros valores cambien y ya no sintonicemos con el otro. Puede que aparezca una tercera persona que nos arrastre sin darnos cuenta, fuera de nuestra relación. Pueden pasar muchas cosas que pongan fin a lo que en un momento nos parecía perfecto y eterno.

SER VALIENTE Y ASUMIR LOS CAMBIOS
Las personas que tienen dependencia emocional, por ejemplo, al principio no pueden ni pensar en la idea de terminar la relación.

Y tener asumida ésta idea, va unido a ser conscientes de que los cambios están en nuestro día a día. Como siempre digo: VIDA = CAMBIOS. Si no queremos aceptar ésta idea, vamos a sufrir muchísimo más de lo que deberíamos.

Sabemos que todos tenemos la capacidad de superar cualquier adversidad que se interponga en nuestro camino. Todos, sin excepción. Y partiendo de ésta idea, podemos comprender que si sufrimos demasiado por amor, debemos conectar con ésta parte fuerte que hay en nuestro interior y desde allí empezar a hacer cambios.

Está claro que hay relaciones que aparentemente son más difíciles de soltar. Cuando hay hijos, cuando hay una hipoteca a medias, cuando nos importa demasiado lo que piensen los demás. Pero de todos modos, todo esto se resuelve. Si hay personas que lo consiguen es que todos podemos, por difícil que parezca.

También pienso que cuando una relación se acaba, es frecuente que éste final no coincida con el final emocional entre los dos. Es decir, toman la decisión un día concreto y empiezan a gestionar el cambio, pero a nivel interior, a nivel emocional, saben que la relación hace ya tiempo que se acabó. Lo que pasa es que hay miedos (queramos admitirlo o no), necesitamos digerirlo, mentalizarnos, etc.

Precisamente porque no hay garantías, debemos tener claro que siempre que estemos en una relación, ésta pude terminar en algún momento. Y repito, tenerlo claro no significa estar pensando en ello noche y día!

AYUDA EXTERNA
Y si se acaba una relación y nos venimos abajo, si no podemos soportar la idea, si nos deprimimos y nos cuesta mucho levantar cabeza, ya sea porque no comprendemos lo que ha pasado, porque no aceptamos o no creemos que nos hayan dejado de querer, o porque no sepamos como continuar nuestro camino solos, es mejor pedir ayuda.

En mi opinión, y os lo digo con absoluta sinceridad, seria muy bueno para la mayoría de nosotros ir a un psicólogo cuando terminamos una relación porque con un pequeño proceso podemos asimilar lo que ha pasado, aprender de la experiencia todo lo que podamos, y así empezar la siguiente relación con más conciencia y muchas más posibilidades de éxito.

Sílvia Congost Provensal
Psicóloga – Terapeuta – Coach Personal
Especialista en autoestima y relaciones
www.silviacongost.com

Foto: Kiomi

Share

4 Respuestas para “En una relación nunca hay garantías”

  1. Esta muy bien intentar ayudar a la gente a superar un desamor, pero siento que la sociedad solo esta hecha para ayudar en ese sentido. Y digo esto porque es evidente (y esto lo vemos cada dia) que somos orgullosos, envidiosos y un largo etc y que la mayoria de las veces puede ser la causa de una ruptura. Lo unico que quiero decir, esque si algo va mal en una relacion, es mejor empezar por ver en que estamos fallando nosotros mismos ANTES que el otro, ponernos en el punto de mira y ser criticos.
    Por otro lado, en mi opinion las garantias las buscamos nosotros, y todo depende del empeño que tengamos por amar al otro, cosa que deberia de realizarse a plena consciencia y por tanto no seria algo al azar y volatil (tampoco pretendo generalizar, hay casos y casos y cosas que no merecen ser pasadas por alto, como es natural).
    Un saludo

  2. Hola Silvia buenas tardes, me ha encantado tu publicacion he intentado mirar tu web pero no e deja habrir.

    Saludos

Dejar un Comentario