El reto de los 21 días sin quejarse

El reto de los 21 díasCambia la forma de ver y sentir las cosas, y las cosas cambiarán de forma y sentimiento para ti.

Ayer recibí el texto que os adjunto a continuación y que circula por internet, y me pareció tan interesante, poderoso e inspirador que no dudé ni un segundo en compartirlo con vosotros. Os animo a que lo pongáis en práctica porque es muy potenciador. Nos ayuda a tomar conciencia, a sumarnos, a crecer y a ser mejores para poder ser más felices… Disfrutar de la experiencia, y a los que lo practiquéis, ¡¡me encantaría recibir vuestros feedbacks!!!

“EL RETO DE LOS 21 DÍAS, UN MUNDO SIN QUEJAS
Si no puedes cambiarlo, entonces cambia tu actitud. ¡Pero no te quejes!
Agradece (te) lo que tienes en lugar de lamentar (te) lo que no tienes.

AGRADECIMIENTO VS LAMENTACIÓN
Se trata de una propuesta novedosa para cambiar nuestro chip vital, y distinta a los típicos planteamientos de autoayuda. Una propuesta innovadora para hacer frente a la vida con una actitud totalmente positiva.

El Dr. Viktor. E. Frankl, creador de la logoterapia, decía que “uno es responsable de lo que hace, de lo que sufre y de lo que ama”. De ahí que la propuesta de Will Bowen era muy simple: los participantes debían colocarse una pulsera morada con la leyenda “un mundo sin quejas” y resistir 21 días sin lamentarse por nada ni una sola vez; así sea “me duele la cabeza” o “nada me está saliendo bien”. Si durante ese periodo los participantes emitían algún lamento, debían cambiarse la pulsera de muñeca y volver a empezar. Los resultados fueron sorprendentes: la mayoría de los participantes logró superar este reto pero les tomó un mínimo de 5 meses, un tiempo que evidencia la terrible presencia de la cultura de la queja tan presente en nuestras vidas. La idea de Bowen, plasmada en su libro (editado por Grijalvo en México), se propagó rápidamente por todo el mundo.

Esta es la historia de la gestación de una idea existencial muy simple, que ayudará a quien acepte el reto a tomar las riendas de su vida.

UN RETO QUE CAMBIARÁ TU VIDA Y LA DE TUS SEMEJANTES
Ahora te estoy proponiendo yo a ti asumir este reto de 21 días sin quejas, sin lamentos, sin críticas y sin chismes… si lo logras, habrás hecho de tu vida un paraíso en la tierra, como dice don Miguel Ruiz en sus “Cuatro acuerdos”. Tendrás mejor ánimo, menos dolores, relaciones más favorables, mayor autoestima, etc. Serás una persona más feliz, más congruente y armoniosa.

¿Crees que puedes aceptar el reto? Seis millones de personas ya lo han logrado desde 2006 cuando Will Bowen lanzó esta campaña en EEUU. Cada día se suman más personas para lograr un mundo mejor. México ya tiene una organización para apoyar “un mundo sin quejas”.

Muchas personas decían que no se quejaban demasiado, pero con el ejercicio se dieron cuenta que lo hacían unas 20 veces en promedio al día.

LA PANDEMIA DE QUEJARSE
Quejarnos se ha convertido en una Pandemia ¿Has notado que siempre hay algo de qué quejarse? El clima, el tránsito, la inseguridad en las calles, las mentiras de los políticos, la salud, el dinero que no alcanza etc. Lo único que ganamos con la queja es sentirnos peor.

“Cuando criticamos, nos quejamos o juzgamos, estamos emitiendo una energía discordante. Esta energía, de acuerdo a la Ley de Atracción, será devuelta a nosotros pero multiplicada. Esto alimenta aquello de lo que nos quejamos y lo hacemos más grande”

Ejemplo: si dices: “estoy mal, estoy mal, estoy mal”, atraerás justamente lo que pediste: estar mal.

Con la queja te conectas con campos de baja energía que te debilitan, te hacen vulnerable a enfermedades, conflictos sociales y carencias. Por el contrario, si hablas de gratitud te conectas a campos de alta energía, en los niveles donde se desarrolla el poder personal.

Mi propuesta es simple: abandonas la queja y te llenas de gratitud…

OBSERVAR LAS QUEJAS
Así que mantén una observación especial de tus pensamientos y palabras y cada vez que te descubras quejándote, expresa un agradecimiento a la vida, al trabajo, a la salud… o a cualquier cosa que puedas agradecer de corazón… siempre tendrás algo para agradecer. Cada vez que emitas una queja tendrás que volver a empezar la cuenta de los 21 días desde uno.

Si pienso una queja o crítica pero no la digo, ¿También cuenta? Por suerte no. Sólo las palabras que salen de tu boca son las que cuentan en esta primera etapa del ejercicio.

Quienes lo han logrado reconocen que no es para nada fácil, pero después de las tres semanas, o más, que tardes en lograr la meta, dejarás inclusive de criticar con la mente.

¡Adelante!… acepta el reto… demuéstrate que puedes, y vive la responsabilidad de la gratitud como una experiencia que se “siente”… y asciende a un mayor nivel de conciencia y despertar, donde el panorama de la vida será más amplio y amable contigo.

No hace falta que te pongas una pulsera morada como la que propone Bowen. Utiliza tu reloj de pulsera, o una moneda, o una piedrita en el bolsillo o algún objeto pequeño y sencillote de tu elección que puedas portar contigo durante el día, y que, con su presencia, te esté recordando tu compromiso personal de no quejarte. Será una especie de “testigo silencioso” que te observará y recordará constantemente. Y será de gran utilidad para “aprender a darnos cuenta” de todas las veces que nos quejamos. No hay que darle fuerza a la queja, simplemente cambias la pulsera de brazo o la piedra de bolsillo y ya está. Lo importante es darnos cuenta, no culparnos. Y a comenzar de nuevo hasta llegar a los 21 días.

Rompamos como mexicanos esas “ideas lastre” tales como: “valle de lágrimas”, “para sufrir venimos a este mundo”, “unos nacen con estrella y nosotros estrellados” y perdamos el miedo a la libertad de ser responsables de lo que hagamos, de lo que suframos y de lo que amemos.

¿Por qué 21 días? Los científicos y los expertos en conducta humana dicen que toma 21 días crear un hábito. Nos tomará 21 días dejar el hábito de la queja y formar el nuevo hábito de ser responsables de nuestra gratitud”.

Espero que os haya inspirado. Aquí tenéis la referencia bibliográfica del libro de Will Bowen sobre el que se ha basado el texto:

Un mundo sin quejas
Will Bowen
Grijalbo, 2008 
ISBN: 9788425342578

Sílvia Congost Provensal
Psicóloga – Terapeuta – Coach Personal
Especialista en autoestima y relaciones
www.silviacongost.com

Foto: Steve Ford Elliott

Share

5 Respuestas para “El reto de los 21 días sin quejarse”

  1. Elizabeth gonzalez Responder 26. ene, 2011 en 12:30

    me parece fabuloso el reto. empesare hoy mismo, a medida que vaya avansando les comentare . gloria a dios .

  2. Muy buen artículo. Sobremanera interesante.
    Lo de la ley de la atracción me recuerda al libro “El secreto”.

  3. Silvia dema comencare els 21 dies. Crec que es complicat i costara pero em ve molt de gust comencar a canviar petites coses.

  4. Todos tenemos todo para agradecer gracias

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¡¡Reto!! ¿Eres capaz de estar 24 horas sin quejarte? : Psicorumbo - 18. oct, 2015

    […] estar durante 48 e incluso 72 horas sin quejarte. Está circulando por ahí también el reto de 21 días sin quejarte por si te atreves con […]

Dejar un Comentario