El arte del vacío en feng shui

arte del vacío

Seguro que usted ha oído hablar alguna vez sobre el feng shui y se ha planteado si su práctica puede ser realmente útil. Entre los que promulgan su uso como una panacea para curar casi todos los problemas y aquellos que ven a este arte como una superstición, hay un camino medio, que nos ofrece soluciones sensatas para mejorar nuestra energía.

Veamos una parte asequible y fundamental de este arte que hemos denominado “vacío” y que puede ayudar a la mayoría de personas, tanto al profano como al el más avanzado practicante.

UN UNIVERSO CAMBIANTE
Todo alrededor nuestro se mueve y se renueva constantemente y la naturaleza es el mejor ejemplo, sirviéndonos de inspiración para comprender que es necesario dejar cosas para avanzar hacia nuevas oportunidades y ciclos. Renovar el qi o practicar el “vacío”, es muchas veces un paso necesario para empezar con éxito en feng shui. Cuando decimos “vacío”, no hablamos de crear un espacio muerto y estéril, sino eliminar lo innecesario y dejar lugar a nuevas oportunidades. Así como un árbol se desprende de la fruta madura para dar luz a una nueva cosecha, así debemos obrar para avanzar en el camino de la vida muchas veces.

Básicamente hay dos formas de renovar el qi: una es dejando que la fuerza del propio tiempo nos arrastre de forma lenta pero indeleble y otra es dinamizando el proceso a través de nuestra voluntad. La segunda opción, nos da más libertad para ser directores del proceso.  

SEMBRAR EN BUEN TERRENO
Preparar su terreno es de gran importancia como antesala de cualquier práctica seria de feng shui. En ocasiones pasa por nuestra mente alguna idea o proyecto que nos gustaría plasmar, y que es desechado por falta de energía y un espacio abarrotado, algo similar a una hoja llena de palabras que no permite iniciar una nueva historia. Esto mismo ocurre en las casas de muchas personas que albergan recuerdos difíciles, objetos inútiles, trastos, desorden y energía estancada. Si no quitamos las malas hierbas de nuestro lugar particular, difícilmente nacerán nuevas semillas para madurar con éxito.

Por tanto, para sembrar el primer consejo realmente efectivo en feng shui, es aligerar su espacio de energía estéril. Algo tan sencillo incrementará de forma sustancial su claridad y qi personal. Recuerde, no es buena idea arrojar su preciosa energía en un terreno inadecuado, pues quizás no obtenga los frutos que esperaba.

BUSQUE LA BELLEZA
La belleza suele asociarse a expresiones de energía bien organizada, las cuales son percibidas mediante un patrón colectivo que despierta la luz interior. No hablamos solo de belleza en su forma superficial, sino en su sentido integral y profundo. La belleza como tal obedece a distintos grados de refinamiento del qi o energía.

Por ejemplo, tenemos las famosas cristalizaciones de agua del profesor Masaru Emoto, descritas en su obra “Mensajes del agua. Básicamente, un agua enferma produce un patrón desorganizado y sin belleza y un agua pura y llena de vida genera en cambio figuras bien organizadas y simétricas, como los copos de nieve. ¿Cómo es su espacio? ¿Alberga sencillez, claridad y cierto orden natural o es un lugar donde fructifica el Qi desorganizado? Nosotros tenemos el poder de cambiarlo.

Observe los barrios dedicados a la vida de personas donde dominan las formas sucias, grandes reductos industriales, calles sombrías o campos descuidados. La energía allí creada será asociada más fácilmente a problemas y dificultades, donde se cumple el principio energético de afinidad vibratoria. Haga por tanto un pequeño esfuerzo por implantar cierta alegría y belleza en su espacio, y verá que éxitos inesperados aparecen, por el mismo principio.

MANOS A LA OBRA
Puede sustituir un cuadro sombrío por un rostro alegre, una foto que le recuerda un mal momento por una sonrisa, un lugar cargado por un sitio ligero, una zona de la casa sin luz por más claridad, un espejo viejo por un paisaje lleno de profundidad, un desperfecto por un arreglo. Tenga en cuenta la voluntad constante de los objetos sin movimiento aparente, ya que proyectan una energía continua.

Podemos comenzar por lo más  “físico” y obvio, ya que la renovación del qi resulta parecida a eliminar capas de una cebolla, donde cada capa es un grado de profundidad de la energía, y quitar lo más externo le permitirá develar lo sutil y más profundo después de forma ordenada.

Es buena idea desprenderse del “qi enfermo” representado en objetos rotos que no van a ser nuevamente utilizados o símbolos y recuerdos que le anclan sistemáticamente a hechos tristes del pasado. No tenga miedo a desprenderse de algunos objetos (cartas y escritos, fotografías, pinturas, ropa, libros, mobiliario, etc.) si son asociados claramente a un hecho gris y confuso que no le producen una sonrisa, y por supuesto no serán necesarios para el futuro. Una vez que aprendemos la lección que representan podemos cambiarlos por algo que emane fuerza y alegría. Recuerde que no trabaja solo con objetos, sino también con la energía asociada a ellos. Definitivamente dar pasos hacia delante implica, en determinadas ocasiones un salto al vacío y superar ciertos temores, pero merece la pena.

CORTE LA TELARAÑA
Los apegos innecesarios tanto a objetos como a ciertos recuerdos difíciles suelen minar nuestra energía, impidiéndonos avanzar ligeros. Es como subir una montaña con un buey a las espaldas. Los objetos con cargas asociados pueden crear una telaraña energética que dificulta el movimiento. Utilice las tijeras de su voluntad para cortar los hilos y quedar libre y tómese su tiempo para entender bien el proceso. Se sorprenderá del resultado cuando empiece a recobrar la energía perdida, de esos hilos que se alimentaban de usted.

En el acto de desprendimiento, utilice el respeto, tanto a los demás como a la tierra de donde proceden los objetos físicos. Cuando se trata de cosas como trastos, desorden, ciertas antigüedades, elementos rotos o viejos y que no tienen una carga negativa asociada piense en su donación, reutilización o uso posterior. Lo que usted no desea, puede ser una bendición para otros en determinado momento. Cuando se trata de algo nocivo, y con una gran carga asociada,  piense más bien en su desecho, transformación y purificación.

ÚLTIMOS COMENTARIOS
No llegue a ningún extremo en la práctica del vacío. No debe vaciar toda la casa dejándola sin personalidad y sin vida, ni tampoco crear un espacio opresivo por exceso de información. Busque en la medida de lo posible la sencillez y orden natural en las cosas, respetando sus gustos y propia personalidad. Recuerde que las formas tienen un alma detrás, aprópiese de las mejores formas que facilitan la expresión de esa alma.

Si usted desea compañía no tenga cuadros de personas solas por toda la casa, si no desea discutir no cuelgue mares embravecidos con barcos en guerra, si desea nuevas oportunidades no tenga todos sus rincones abarrotados de tratos inservibles.

¡Haga un respiro! Ya sabe que si deja un espacio libre de algo que no es necesario, ¡es posible que una luz y oportunidad nueva anide en su espacio!

Silvestre Pérez Pérez / Natividad Pérez Domingo
Directores de Escuela Feng Shui Natural
http://www.fengshuinatural.com

Foto: Kay Pat

Más información relacionada en Feng shui: la prosperidad y la ley del vacío

Share

2 Respuestas para “El arte del vacío en feng shui”

  1. Remarkable! Its actually awesome post, I have got much clear idea regarding from this piece of writing.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Feng shui: la prosperidad y la ley del vacío | Me Siento - 04. abr, 2011

    […] información en el artículo El arte de vacío en feng shuiMeneameBitacorasFacebookTwitter (2 votes, average: 5.00 out of 5)  Loading … […]

Dejar un Comentario